Saber comunicar es un arma estratégica

Todo el mundo considera que se expresa bien, o al menos suficientemente bien para lo que necesita. Al fin y al cabo, todos sabemos castellano, ¿a que sí? Es casi ofensivo pretender lo contrario.

By Cavin, http://www.flickr.com/photos/-cavin-/A menudo los comunicadores -sobre todos los periodistas- reciben el desprecio generalizado porque “no hace falta” ser uno de ellos para escribir o hablar bien. Desde luego, no es imprescindible. Tampoco es imprescindible ir a un conservatorio para tocar bien el piano. Pero a nadie se le ocurre mirar por encima del hombro a quien sí lo haya hecho y decir: “Bah, yo he aprendido por mi cuenta tocando un ratito de vez en cuando, no creo que éste lo haga mejor”. Con el dominio del idioma sí ocurre. ¿Por qué? Porque no se considera un conocimiento estratégico sino una habilidad totalmente secundaria, baladí, sin consecuencias.

Por supuesto, esta asunción es una estupidez. A lo mejor tú tienes ideas brillantes: si sólo tú te entiendes a ti mismo, descubrirás que estás bastante solo. Y tus proyectos también.

La triste realidad es que el 90% de los profesionales de la empresa, marketinianos incluidos, no tiene ni idea de escribir y habla en algo que a duras penas se puede calificar de castellano. Lo siento, pero escribir no consiste en arrojar una generosa ración de comas y acentos y dejar que se posen libremente donde la gravedad decida. Por supuesto, como en el ejemplo del piano, debo aclarar que cualquiera puede saber escribir. Escribir bien no es tan sencillo. No se requiere ser filólogo o periodista, pero sí se nota la diferencia entre haberle dedicado años de atención y esfuerzo… o no.

Ningún mensaje puede transmitirse con claridad -y menos aún con matices- si no se dominan las claves de la comunicación. No sólo el lenguaje, pero empezando por él, ya que la competencia idiomática es el cimiento sobre el que se sostendrá la comunicación.

By ViZZZual.com http://www.flickr.com/photos/vizzzual-dot-com/Sin embargo, armar frases afortunadas tampoco es comunicar si esas frases son huecas. Se necesita guión, estructura, para saber qué pieza añadir al rompecabezas en cada momento preciso. Se necesita capacidad argumentativa para ir más allá del “porque yo lo veo asín”.

Y se necesita, sobre todo, algo que decir.

El fondo es lo que importa, claro. Pero no existe o no se puede transmitir sin el estilo formal. La forma es la saeta en la que viaja el veneno. Tú decides si es importante hacer diana a la primera. A lo mejor tienes suerte y vives en un sector en el que tus clientes y tus competidores siempre van a darte una segunda oportunidad.

Advertisements
Saber comunicar es un arma estratégica

3 thoughts on “Saber comunicar es un arma estratégica

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Alain. Además de ser un arma estratégica para la empresa, la comunicación escrita es la imagen de esa empresa. No puedo dar crédito a una entidad que no me comunica bien sus ideas (¿es que ellos mismos no las tienen claras?) , pero además pierde toda su credibilidad si quien escribe lo hace con faltas de ortografía: me indica que no se preocupan por su imagen pública. Y lo que es peor, muchas veces una coma mal puesta cambia todo el sentido de una frase y, por tanto, de la idea que se quiere transmitir.
    Gracias por tocar este tema, es algo que siempre que leo noticias -sobre todo en internet- me llama mucho la atención.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s