Tu marca personal puede ser tu única baza

Las historias personales son uno de los vehículos de comunicación más poderosos. Hoy voy a contar una.

Ya he escrito en mi otro blog sobre la satisfacción que me ha supuesto organizar TEDxSol. Era la primera vez que yo intentaba algo así. También era la primera vez para los otros cuatro involucrados. No habíamos organizado nunca un evento pero hemos asistido a miles y creíamos saber lo que queríamos. Al final, hemos conseguido que saliera adelante.

Y ha salido adelante casi exclusivamente como un triunfo de la marca personal. Creo que mi experiencia puede servir para convencer a cualquier escéptico del personal branding de que cada uno de nosotros ya somos una marca, lo queramos o no. Así nos perciben y así nos juzgan. Si no les gusta la expresión, piensen que antes se la llamaba honra o reputación y estaba bien visto defender la propia incluso en duelo a muerte. Ahora, esa idea ha recobrado una nueva importancia en la era del 2.0 y parece que hay que volver a convencerse de que sirve de algo.

No sólo sirve, sino que es lo único que realmente tienes. Lo que te pertenece a ti y no a ninguna empresa o persona con quienes hayas trabajado. Es una palanca con la que podrás mover montañas cuando todo lo demás falle. Y es la única moneda que te servirá para hacer cosas verdaderamente nuevas. Eso es lo que he comprobado con este evento.

By woodleywonderworks http://www.flickr.com/photos/wwworks/Me explico. Cuando empezamos esta aventura, éramos cinco personas que a título individual -no en representación de sus empresas- estaban intentando hacer “algo” que no podían enseñar ni explicar plenamente… porque nunca habían hecho nada similar. ¿Cómo creéis que se han conseguido los patrocinios? Todas han sido empresas que conocían o bien el proyecto madre (TED Conferences) o bien a alguno de los organizadores. A la hora de la verdad no era de “TEDxSol” de quien se fiaban. Se fiaban de alguien con cara y ojos, con nombre y apellidos.

Es lógico. Las compañías a las que nos acercábamos debían decidir si confiaban en nosotros como para vincular su marca con nuestro proyecto. Debían decidir si les parecíamos un ramillete de aficionados o si creían que podíamos construir algo que valiese la pena.

By Kevin Dooley http://www.flickr.com/photos/pagedooley/En el fondo, era como recibir unos toques en la puerta a medianoche. ¿Le abrirías a un desconocido? ¿Por mucho que tuviese un aspecto respetable a través de la mirilla? La mayoría de la gente no. Pero si el que llama anuncia su nombre y resulta ser alguien conocido, una voz familiar… las cosas cambian radicalmente. Se puede pasar del portazo a “quédate a cenar” en un segundo.

Eso es lo que hace la marca personal por ti. Abre puertas en situaciones en que no tienes ninguna otra llave. En nuestro caso, la trayectoria pasada en diferentes campos profesionales es lo que constituía, sin nosotros saberlo, nuestra marca y nuestra tarjeta de visita. Cada ocasión anterior en que habíamos coincidido con tal o cual responsable de una empresa en diferentes papeles, cada forma de tratarlos y cada problema compartido estaban sobre la mesa, ya fuera de un modo consciente o inconsciente.

Era lo único que tenían para juzgarnos. Y fue el aval que permitió a varias importantes organizaciones invertir en la idea que les presentábamos. A toro pasado, tenemos la suerte de que varias de esas organizaciones ya nos han manifestado sus ganas de repetir. Pero la de ahora es la decisión fácil porque ya tienen algo tangible que juzgar. Lo difícil, lo meritorio, fue el primer acto de confianza, muy parecido a un salto de fe.

Y ése no lo dieron por un esbozo inconcreto de futurible. Lo hicieron porque conocían bien a Sara, o a Elena, o a Miguel o a Julio.

Creo que esa situación de salto al vacío ocurre ante cualquier primera compra… lo cual, hablando de personas y no de productos o servicios empresariales, equivale a decir que ocurre ante casi cualquier contratación. Y, de nuevo, en esas ocasiones, nada hablará por ti salvo tu marca personal.

Piénsalo la próxima vez que te hablen de “marca personal” y te sientas tentado de descartarlo como una moda más.

Advertisements
Tu marca personal puede ser tu única baza

One thought on “Tu marca personal puede ser tu única baza

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s