Tu uso personal de la tecnología también comunica

Ahora que ha fallecido el gran periodista Luis Mariñas, he rememorado los escasos contactos que mantuve con él hace años, en mi primer puesto. Lo admiraba antes y después de aquello pero me había quedado de su persona un recuerdo antipático que me ha sorprendido un poco.

Cortesía de Academiatv.esSuele ser tabú el decir nada malo de una pérdida reciente, pero es una confesión sobre mí y no sobre él. Y la verdad es que yo y algunos veinteañeros más echábamos pestes cuando llegaba un artículo suyo. Y ya he recordado por qué. Sus textos llegaban poco legibles por haber sido escritos con una vieja máquina de escribir y además con frecuentes enmiendas a mano, en una caligrafía no siempre descifrable tras su paso por el fax. Eso nos obligaba a hacerle de taquimecanógrafos y retrasaba nuestro trabajo considerablemente en comparación con la mayoría de los colaboradores, que ya enviaban sus materiales por e-mail. Todo eso hacía que los novatos tuviéramos la imagen mental de un tipo insensible al que no le importaba retrasarnos ni imponernos el papel de secretarias suyas.

Al evocar todo eso me he dado cuenta de que no era ni mucho menos el único profesional que percibíamos así.

Bastantes de los periodistas veteranos de aquel diario, incluidos algunos de los mejores, apenas sabían manejar un ordenador y solían incluso hacer cierto alarde de ello. Nos recordaban lo mucho que habían conseguido sólo con cables de teletipos en papel y crónicas dictadas sobre la marcha desde el teléfono de algún remoto bar. En definitiva, hablaban y se comportaban como si ya supieran tanto que les sobrase cualquier conocimiento nuevo. Como si aquellas moderneces no fueran con ellos. Nosotros pensábamos que lo que no iba con ellos era el futuro.

By Nesster (http://www.flickr.com/photos/nesster/)

El único resultado era que los veíamos a todos como a fósiles y a algunos como auténticos lastres. Tal vez imaginaban ganarse nuestro respeto con aquellas poses; lo cierto es que a los buenos se les respetaba a pesar de su inadaptación al presente, nunca gracias a ella. Y, posiblemente, aquellas bravatas de perro viejo del oficio nos impedían aprender lo suficiente de ellos, fijarnos en serio en cómo trabajaba y conseguía grandes cosas la generación previa de informadores. Porque los desestimábamos de nuestra mente basándonos en la caricatura que ellos mismos construían.

¿Eran demasiado tontos como para aprender a utilizar un procesador de textos y un gestor de correo electrónico? No. Alguno habrá que sea así, pero basta ver la trayectoria de Luis Mariñas o de algún otro de los que ahora recuerdo para saber que no era ésa la cuestión. Era una mezcla de mucha autosuficiencia, unas gotitas de comodidad y apoltronamiento, y un generoso chorrito de miopía.

Lo importante, decían alguna vez para justificarse, era el contenido que aportaban. El meollo. La noticia o la entrevista que nosotros, imberbes recién llegados, no podíamos aspirar a escribir. Entretenerse en el formato era enredarse en trivialidades para las que no tenían tiempo ni paciencia.

Ahí es donde se equivocaban. Por supuesto que lo importante, en el oficio del comunicador y en todos, es el meollo. Pero la forma es importante. La forma comunica. Familiarizarte con lo que es familiar para tus profesionales más jóvenes (y clientes, jefes, etc. más jóvenes) demuestra que sigues fresco, interesado, inquieto, vigente. Ayuda a que te ganes el respeto que merece tu contenido. Ayuda a que esos veinteañeros despistados te consideren cercano y no alguien que les mira por encima del hombro. Al menos en mi hornada, estábamos deseando tomar como modelos a veteranos cercanos; los demás nos parecían tótems terribles. Trabajar en el formato más actual ayuda, por tanto, a que te escuchen. ¿Y qué hay más importante?

By Dylan Parker (http://www.flickr.com/photos/antidigerati/)Yo no sé si dentro de veinte años el e-mail será un recuerdo remoto. A lo mejor por entonces los recién licenciados no usarán Words ni pogüerpoints y en su lugar, qué sé yo, moverán canicas de colores con la mente. Probablemente por entonces me parezca una chorrada aprender a usar semejante invento cuando me expreso perfectamente con mi fiel teclado y mi veloz ratón.

Pero espero recordar que nunca hay un punto en el que no puedas aprender nada más que valga la pena. Espero recordar que esforzarme en comprender las posibilidades de ese nuevo cacharro me ayudará a entender a la gente con la que trabajo y, a la vez, a hacerme entender por ellos. A derribar barreras. Porque mi actitud hacia la tecnología, y la tuya, dicen mucho para la gente que nos rodea.

Advertisements
Tu uso personal de la tecnología también comunica

3 thoughts on “Tu uso personal de la tecnología también comunica

  1. Juana says:

    Cuando estudiaba en la Universidad jamás comprendí porque trataban mal a los alumnos, dentro de pocos años te los puedes encontrar en cualquier sitio, incluso en los más inverosímiles, incluso dependiendo de ellos.
    Creo que es @Yoriento quien lo puso: “llévate bien con tus compañeros frikis, lo más seguro es que termines trabajando para ellos”
    Trata a los demás como te gustaría que te tratasen a ti, o como te gustaría que tratasen a tus hijos.
    Aprende, aprende todo lo que la vida te ponga delante, cuando pierdes la curiosidad, has perdido lo mejor de la Vida.

    Like

  2. allende says:

    Alain, eso ocurre en todos los sectores. Hay informáticos que se consideran más auténticos por no utilizar entornos de ventanas y prefieren seguir con entornos gráficos antidiluvianos. Muchos lo hacen para alardear de sus grandes conocimientos que no son obvios o “útiles” para el resto de los mortales.
    Alardear de incultura tecnológica es como alardear de no saber quién es Cervantes o no haber leído El Quijote. Nadie dudaría a tachar a un sujeto así de inculto, como poco.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s