Muerte a la Web 2.0

Sí, espero que el 2.0 desaparezca. No el fenómeno tal cual, ni la tecnología, pero sí lo que tiene de moda y de expectativa desbocada. Es lo mejor que nos puede pasar a los que de verdad creemos en las posibilidades de la Web 2.0.

“Cuando el dedo señala la luna, el tonto mira el dedo”. Inconscientemente, es lo que nos ocurre cuando se trata de nuevas tecnologías. Nos dejamos deslumbrar por la herramienta y olvidamos su propósito. Olvidamos que lo importante es lo que hacemos con ella.

Y, a fuerza de centrarnos en la novedad tecnológica, concentramos el foco en la parte del fenómeno más superficial, frívola y pasajera… Es decir, lo tratamos como a una moda hasta que conseguimos que se convierta en una. Y, claro está, una moda por definición tiene fecha de caducidad en un futuro próximo. Es de usar y tirar.

Ya lo ha dicho Seth Godin hace poco: tres hurras por todo lo que se declare “muerto”. Los blogs, las RSS, Twitter… Porque eso significará que ya no está de moda, la burbuja ha estallado y esos instrumentos han perdido el brillo de la novedad. Es, por fin, la ocasión de trabajar con calma y el silencio, como se debe. El momento de comprobar qué contribución valiosa puede sacarse de las innovaciones técnicas.

By Arc-lightYo soy uno de los que cree en el 2.0 y está convencido, sin embargo, de que vivimos en una burbuja dospuntocentrista. La prueba del algodón: los únicos que hacen dinero de verdad con el 2.0 ahora mismo son los que dan clases sobre cómo hacer dinero con el 2.0. La capacidad de generación de ingresos de la Web 2.0 es como el valor de los antiguos reclutas: se le supone. Y se supone que genera dinero fácil, rápido y abundante. ¿Quién dijo que el paraíso no existe?

Es un poco triste mirar por la ventana para ver miseria cuando lo que echan en tu televisor es tan hermoso. Pero, si lo haces, comprobarás que las ofertas de community manager significan “becario que actualiza el Facebook” y que el 99% de las empresas no saben, sencillamente, qué hacer con Internet. No hablo de la Web 2.0. Hablo de la 0.0, de la de los noventa. “¿A cuanto el banner?” Sí, se oye aún.

Otro síntoma es la invasión de gurús. Por definición, no puede haber más de un par de “máximos expertos” sobre algo en un país. Porque ser el “máximo experto” número 167.229 en la lista de “máximos expertos” es, simplemente, ser demasiado estúpido como para borrarse del ránking.

Tampoco entiendo bien cómo un fenómeno de 4-5 años ha dado tiempo a algunos a convertirse en “especialistas”. He conocido premios Nobel que decían comprender “algo” del campo en que llevaban treinta años trabajando. Se ve que estos fieras son una nueva superraza de cerebritos. La otra alternativa es que sean los listillos de siempre.

En momentos así, vuelvo a recomendar siempre la lectura íntegra del mismo artículo: Mobuzz, Dans y la economía de la cancamusa. Pese a que su bilis puede hacer la lectura indigesta a estómagos sensibles, el autor sólo evoca a los clásicos más clásicos de la gestión empresarial: amigo, o tus ingresos superan a tus gastos, o no tienes modelo de negocio, ni éxito, ni futuro, ni nada. Por muchas lentejuelas que brillen en tu americana.

Algunos extractos breves, a modo de chupito:

La cancamusa es la razón por la que los pisos nunca bajan, los sellos se revalorizan un 400% al año y el crecimiento exponencial es perpetuo. La cancamusa es esa parte de la ecuación que cuando se elimina, uno lo ve claro y concluye: “cojones, esto es un timo”.

El éxito no es sacarle unos millones al inversor; el éxito es devolverlos y que nos sobre pasta, que nuestro trabajo y talento se hayan traducido en ganancias.

Muchos (malos) emprendedores piensan que el triunfo consiste en llegar los primeros. No señores, el triunfo consiste en hacerlo lo suficientemente bien.

¿Cuánto de todo esto es aplicable a la fiebre 2.0 de hoy? Demasiado.

Yo soy optimista, ojo: creo que hemos asistido a una redistribución del poder que ya no puede deshacerse, a un cambio en las relaciones marca-cliente que no volverá atrás. En general, ha nacido una nueva era gracias a una serie de avances tecnológicos que ya no podrán desinventarse, mal que les pese a algunos. Pero una nueva era o una nueva sociedad, ¿significa un nuevo sector económico?

Igual que soy optimista, soy realista: el 2.0 aquí y ahora no alimenta a todas las bocas que aspiran a vivir de él (y vivir bien, claro). Sobran expertos y prisas; falta humildad y trabajo del “no sexy”. Por ejemplo, echo menos la labor de medición y monitorización del retorno. Decir “no se puede medir” o “es muy antiguo hablar de ROI” es cancamusa.

Por eso me acuerdo mucho de ese artículo y de una de las frases con que concluía, allá por 2008:

En breve todos los charlatanes habrán quedado en evidencia y no nos la volverán a dar con cancamusa.

Pobre Fuckowski, él sí que era un optimista. Pero espero que su profecía su cumpla, aunque sea tarde, y al fin se vea lo desnudos que van casi todos los emperadores. Así morirá el 2.0 como moda y podrá empezar de verdad su época dorada.

Advertisements
Muerte a la Web 2.0

19 thoughts on “Muerte a la Web 2.0

  1. Coincido plenamente en el enfoque: es indispensable medir los rendimientos y tener un modelo de negocio sostenible, pero no en la web 2.0 o 3.0 o pi.0, en toda iniciativa que se pretenda duradera en el tiempo. Lo que pasa es que más allá de la cancamusa, much@s están acostumbrad@s a la cultura de la sopa boba, esa subvención que es una hipoteca creciente con suelo y sin techo a corto plazo. El dinero no brota de los árboles, y las iniciativas deben poder autosostenerse, adquiriendo masa crítica y clientes. Si encima puedes diversificar y convertirte en Google, bien, pero a menudo no se tiene claro el objetivo: tener ingresos regularmente, para poder tener gastos regularmente y por tanto invertir en crecer. Entre tanto, mejor que la gente caiga en la trampa de pensar que “lo de triunfar en internet está tirado”, para que al menos aprendan qué es esto de internet y las redes sociales, y se den cuenta que cuesta mucho dinero que las cosas en internet sean gratis…

    Like

  2. Lo peor es, como dice Fredi, cuando se une la cancamusa con la cultura de la ayuda y el subsidio. No obstante, el análisis no es tan sencillo como planteas con el post de Mobuzz y el pobre Dans, que al final hasta nos caerá bien a todos, jajajajaja.

    Like

  3. Alain, has vuelto a dar en el clavo vapuleando guruses y charlatan@s 2.0. Para mí, como hemos comentado en varias ocasiones, el 2.0 es la evolución normal del 1.0 ó de lo que sea. Llevo muchos años en esto y desde el principio, con la tecnología del momento, siempre he intentado lo mismo: acercarme a mi cliente y conocer sus necesidades. Por ello, el 2.0 y sus herramientas (que seguramente cambiarán tarde o temprano) ha hecho posible ese acercamiento y la conversación.
    Y sí, yo también quiero la conversación tranquila y el silencio para reflexionar y digerir ideas y proyectos, pero, esto de Internet siempre ha sido una carrera, lo importante es tener claro que la carrera es de fondo y no de velocidad. Me ha gustado el post, felicidades !!

    Like

  4. Laila says:

    Uff, las maneras de medir los rendimientos no lo veo muy claro, soy un tanto crítica con los ROI!. Sin embargo, tu exposición ha sido contundente y clara. El 2.0 dejará de estar de moda, pero a falta de ideas nuevas esto es lo que hay, es decir, hasta que se normalice será una burbuja, como pasó con las punto com a finales de los noventa y 2.000. Ahora internet ypaginas web es lo más normal del mundo, no? pues eso mismo sucederá. Tiempo al tiempo, ignora a los que se autodenominan gurú, que se caerán por su propio peso,.
    Congrats!

    Like

  5. La exposición es muy clara y estoy 100% de acuerdo en lo de los “expertos”… demasiados para una cosa tan nueva y con tan poca experiencia acumulada. Pero lo de las clases sí me parece que es algo que no está tan mal (¿será porque yo las doy?) ya que reduce de manera bestial la curva de experiencia de mucha gente. Otra cosa es la calidad de esa formación. Pero en todas las disciplinas hay gente que da clases “de oído”.

    El ROI, aceptando que tienes toda la razón es su búsqueda, yo lo comparo, y sin que sirva de excusa, con las RRPP, las fiestas de presentación de productos, las presentaciones a presciptores, los anuncios de la tele… donde es difícil medir el ROI de manera exacta. La única forma que yo conozco de medir el ROI de verdad es generar leads que se transformen en visitas y ver después la conversión a ventas que te reporta el equipo comercial.

    Quizás deberíamos empezar por tener un sistema de medición universal y fiable. No es posible que cada sistema de análisis te de unos resultados distintos. Pero todo se andará…. o eso espero.

    Like

  6. Genial Alain! El que dejemos de hablar del 2.0 significará que ya lo hemos digerido y ya sabemos para qué sirve. De momento el paisaje es el de páginas web que no se actualizan en años, y de becarios encargándose de la imagen corporativa en la Red. Menos mal que tenemos becarios profesionales, con experiencia y talento.

    Like

  7. Esteban says:

    Alain, ni un pero a tu post, bueno… uno, ¿qué te preocupa?. Que se está abriendo una nueva era en el campo de la comunicación y se están sentando las bases para arrancar de mala manera? …y?. En España llevamos más o menos 3 décadas de “profesionalización” de la comunicación, con la progresiva y creciente irrupción en el mundo empresarial e institucional de gabinetes de prensa, agencias de comunicación, dircoms, expertos y gurús…¿te suena?. Si los que estamos en esto hacemos balance de lo conseguido y las formas para conseguirlo que se han venido utilizando en estos 30 años, la conclusión, en mi opinión, no es excesivamente positiva, cuando menos sería muy mejorable. En general, cuál ha sido el verdadero valor de la comunicación en estos últimos años. El envío a los medios de tropecientas mil notas de prensa, “que ya publicarán alguna”?. Cuántos dircom conoces cuya estrategia más brillante es la de decir a alguien de su equipo “presiona a Diario xxxx para que vengan a nuestro viaje que acabo de cerrar con ellos una campaña institucional de 15.000€”, por ejemplo. ¿cuántos responsables de comunicación conoces que han aterrizado en sus puestos -por cierto, en muchos casos puestos con cifras anuales de más de cinco ceros- de la misma forma que entró aquel pulpo en aquel garaje?. Y no hablo del sector salud, hablo en general del sector de la comunicación, si es que existe este sector como tal.
    Hablas del ROI en las estrategias 2.0. ¿qué te preocupa? Llevamos 30 años midiendo el ROI a base del peso del clipping, y aquí estamos todos, unos mejor que otros, pero después de 30 años haciendo ruido, salvo excepciones, por aquí seguimos todos con esta historia.
    Desde que dejé el día a día en los medios siempre he intentado, de la mano de mis clientes, hacer las cosas bien, pero no puedo evitar la autocrítica y un cierto cargo de conciencia. Y no sé a tí, pero esto es lo que a mí me preocupa, que el 2.0 nos abre una especie de puerta al purgatorio como antesala a un paraíso en donde de verdad podamos empezar a hacer las cosas bien, y mucha gente se está saltando ese espacio para la reflexión. Ójala los que estamos en esta batalla de la comunicación empecemos a entender el significado de las conversaciones trasparentes, honestas, simétricas….ójala. Pero si no, no pasará nada. Llevamos 30 años injuriando la comunicación desde el fax o el e-mail, seguramente no pasará nada si seguimos haciéndolo otros 30 utilizando otras herramientas, eso sí mucho más molonas y cool. Veremos…
    Gracias Alain por hacernos pensar un ratito.

    Like

  8. No es que seas un visionario de futuro es que es lo que vivo cada dia. Como muchos sabeis tengo una libreria medica y desde hace casi un año me enredo por redes sociales en busca de clientes. he leido a todos los nuevos comunity manager, visto videos de gurus de las redes, leido libros sobre estrategias del 2.0…y consigo muchos fllowers a diario. Pero casi todos los seguidores son cmunity manager, gurus de las redes y expertos en social medias que otean lo que se hace en la blogosfera sanitaria y otros internetes 2.0. Pero clientes clientes …pocos pocos. Si todos los “expertos” que me sigen en lo que si es un intento de usar twitter y facebook para marketin se estan fijando en mi para dar sus explicaciones y consejos vamos a tener muchos años de cancamusa.

    Like

  9. Maggie says:

    Gracias!!! Gracias por decirlo.
    Pensaba que era la única harta de todo este bombo y platillo de 2.0, que un community manager puede vivir de lo que come en los congresos (si hubiera buen catering)!!. Me gustan las redes sociales, me gustan las personas y tratar con ellas y me gusta el marketing digital y todo esto tan de moda pero estoy hasta el moño de todos los que viven de evangelizar en redes sociales. Somos borreguísimos siguiendo por twitter a algunas personas que dan una charla buena pero su twitter es un nido vacío de contenido donde retuitean las lamidas de culo (perdón por la expresión) que le hace la gente. Me crispa mirar mi twitter en vacaciones cuando simplemente quiero ver las últimas noticias y cómo están mis amigos y ver que mi TL está ocupado por todos estos gurús diciendo lo mismo de siempre…
    He invertido tiempo y dinero en cursos y charlas hasta que me he convencido de que si me preparo unas charlas también puedo yo hacerlo.
    Soy community manager y me da vergüenza decirlo…
    En cuanto a lo de los becarios que dice jbasago, gracias, y soy una de ellas. Ingeniera reconvertida, me he encargado de la imagen corporativa junto con el diseñador, de la maquetación y diseño orgánico de la web, de la estrategia online (con los recortes pertinentes claro), del SEO, de las labores de community manager, de la comunicación… Todo muy pensado, trabajado y por supuesto sabiendo lo que hacía. ¿cual es mi recompensa? Mi empresa ha contratado a una “community manager” externa, la cual tras 2 semanas no ha contestado a mi tweet de bienvenida, ni siquiera ha twitteado con su cuenta personal.
    Si no sabes detectar donde hay humo y donde hay buen hacer al final se te escapará lo uno y lo otro entre las manos. He dicho.

    Like

  10. Juanlo says:

    Yo también encuentro mucho hype con la tan manida web 2.0, he probado por activa y por pasiva a hacer dinero con twitter/facebook además de otros y resulta muy jodido, además si comparo resultados con el PPC del gran G… fuck yeah!

    Las 2.0 sirven para hacer algo de branding pero para hacer ventas / leads resultan ser un medio bastante complicado, campañas que se dan la vuelta, imágenes que se queman y tienes que rotarlas constantemente (de manera manual, viva la 2.0 hoygan).

    No me gusta el gran G por que trabajar con él por que para afiliados se ha convertido en un trabajo mucho más duro… pero ves como día a día haces caja y las cuentas salen, con las 2.0 no he hecho más que perder dinero, estoy cansado de leer a gurús que sólo saben vender humo (bastante caro por cierto).

    Like

  11. Maggie, tampoco es tan malo algunas cosas que dices. Hay que evangelizar tanto ahora como había que hacerlo hace 20 años para tener un product manager o simplemente departamento de marketing (dicho sea de paso, a día de hoy hay muchas empresas que aún no lo tienen).
    Y esa sensación de que nos pasamos el día hablando de lo mismo es cierta pero porque estamos en fase de endogamia… o sea, hay pocos usuarios y todos interesados en lo mismo. Te pasaría lo mismo en una red vertical de publicistas, por ejemplo. Todos hablando de tal o cual campaña y cada uno escribiendo un post sobre el mismo concepto.
    Pero comparto buena parte de tu comentario y, sobre todo, tu “cabreo” final. Suele pasar… a mi me pasa como proveedor. Suerte y confianza y ya verás como las cosas al final saldrán.

    En esto del 2.0, o como le queráis llamar, hay gente tan listilla y tan chunga como en la consultoría de negocio, en la venta de relojes o en cualquier otra cosa. Lo que ocurre es que no nos enteramos y que aquí se mezclan los soportes, las herramientas, el medio y los profesionales están en los mismos sitios.

    Sobre lo que dice Juanlo no me cabe ninguna duda. 100% de acuerdo… casi siempre. Repito que es lo mismo que creer o no en hacer fiestas de presentación de productos. Por la misma razón que aduces yo conozco a grandes vendedores de una sola venta… esos que venden muy rápido pero nunca consiguen que el cliente repita. En cambio hay otros que tienen un ciclo de maduración en su trabajo larguísimo… pero sus clientes siempre repiten (ojo, es un ejemplo extremo eh?.. no lo tomes al pie de la letra).

    Like

  12. Juanlo says:

    David Soler.Sobre lo que dice Juanlo no me cabe ninguna duda. 100% de acuerdo… casi siempre. Repito que es lo mismo que creer o no en hacer fiestas de presentación de productos. Por la misma razón que aduces yo conozco a grandes vendedores de una sola venta… esos que venden muy rápido pero nunca consiguen que el cliente repita. En cambio hay otros que tienen un ciclo de maduración en su trabajo larguísimo… pero sus clientes siempre repiten (ojo, es un ejemplo extremo eh?.. no lo tomes al pie de la letra).    

    Está claro que depende de cada sector, con la web 2.0 supuestamente se forjan mejores relaciones a largo plazo con los clientes de modo que podemos utilizar el “boca a boca” de antaño y además medirlo

    El problema que encuentro es inherente a nuestro mercado, en España parece que internet se limita a ser un mero soporte, cuando debería de ser en parte un medio auto-suficiente en el que los usuarios estuviesen acostumbrados a comprar.

    Pese a que creo que están sobrevalorados si que encuentro una cierta revolución, las empresas van a prestar más atención

    Like

  13. Juanlo says:

    (se me cortó)…van a prestar más atención a sus clientes, en realidad se trata de una oportunidad, reciben feedback en tiempo real de sus clientes finales, si no fuera por las 2.0 esta información la recopilarian mediante costosos estudios y de modo más lento.

    Como ejemplo el otro día leí que las productoras de hollywood están muy preocupadas por twitter (la implantación de twitter en usa es brutal) han tenido caidas de recaudación en fines de semana de un día para otro de hasta un 38% y nunca había pasado nada igual, atribuyen éstas caidas a comentarios en twitter… ejemplos como éste si me hacen creer en la 2.0 y el mensaje que envían los clientes es claro: “Haced mejores películas” otra cuestión es que hagan caso ;D

    Like

  14. Juana says:

    Pues yo también espero que se pase de moda, es que así uno nada tranquilo en el océano ….
    Esto es una herramienta, muy potente, pero solo una herramienta ….
    Como me gusta “predecir” (soy mala de necesidad haciéndolo, pero eso no me pesuade jeje) creo que este mundo 2.0 es vuestro, de los comunicadores …. iremos viendo …. y sí, las buenas piedras preciosas tardan muchisimos a años en generarse, pero también Swarovski hace piedras sintéticas y se ha forrado creando una marca que gusta ….

    Like

  15. Mercè Bonjorn says:

    Alain & Co, gracias por el post y los comentarios. Reflexiones necesarias en una burbuja de la realidad!
    Endogamia, burbuja, digitalizar lo indigitalizable, palabrería, contenido sin valor, gurulandia… son consecuencia del boom! El fregar se va acabar! Y los malos quehaceres 2.0 perdurarán siempre aunque en menos escala.
    Como siempre dice Mónica, el 2.0 es potente si en el 1.0 también se es potente!
    Gracias de nuevo, necesitamos más visión práctica y puesta en marcha de ideas generadas por la inteligencia-conocimiento colectivo!

    Mer
    @merbondal

    Like

  16. Muy buen artículo y los comentarios tampoco desmerecen. En tiempo de crisis como el actual todo se puede convertir en barca de salvación. Por un lado las empresas que quieren vender se apuntan a las redes sociales sin una idea muy clara de qué es lo que buscan, aparte de dar a conocer sus productos. Y por otro lado muchas personas desempleadas también ven las posibilidades de las redes sociales como algo factible a realizar, con una barrera de entrada nula.
    Las redes sociales son una herramienta más. Hay que saber para qué las quieres utilizar. Si no quieres cortar un árbol para qué usar una motosierra. La moda pasará y los que sepan como emplear bien las herramientas serán los que permanezcan.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s